Gastronomía

Tetel fuegos, herrería al servicio del arte y la cocina

El fuego desde la prehistoria fue sinónimo de vida a su alrededor el hombre descubrió como combatir el frío y sobre todo el hambre y mejorar sus alimentos. Miles de años después el fuego sigue siendo centro de reunión y ejerce una fascinación casi hipnótica sobre quienes se reúnen a su alrededor.

En Argentina ese fuego además tiene la propiedad de entregarnos a uno de nuestros placeres más reconocidos en el mundo; la cocción de nuestras carnes, esas que justifican cualquier encuentro y momento.

Uno de los complementos ideales para llegar a una unión perfecta entre carne y fuego es sin dudas el hierro y el trabajo de ellos es una de las grandes ideas del hombre no solo para mejorar la cocción sino también para embellecer el momento.

En Mendoza la referencia en transformar los metales en complementos ideales para la cocción y el disfrute es Ezequiel Mir creador de Tetel Fuegos, una especie de Fire Manager que desde su taller en Vistalba crea verdaderas obras de arte para crear esos momentos.

La primera noticia de Tetel la tuvimos en Sabores de Argentina en la primera edición de Con Boca en el Arena Maipú, donde los visitantes se deslumbraban con sus ollas y cajas de hierro, además de parrillas y unos fogoneros increíbles realizados a partir de las bases de prensa de uva de las viejas bodegas.

Con los años Ezequiel fue actualizando sus modelos y actualizando sus productos hasta transformase algunos en verdaderas piezas de arte que transformaron su taller metalúrgico en un verdadero atelier de herrería para la gastronomía y la pasión argentina.

Te invitamos a escuchar la historia de Tetel en esta nota con Ezequiel en Sabores de Argentina