GastronomíaTurismo

Barrio 31, el polo multicultural de Buenos Aires celebró el día del gastronómico

En el Barrio 31, de la ciudad de Buenos Aires, hay una amplia oferta gastronómica que va desde platos típicos de nuestro país como empanadas y guisos, hasta ceviche, el ícono de Perú.

En el día del trabajador gastronómico, el último 2 de agosto, fue propicio para  celebrar la diversidad y la oferta culinaria que tiene la ciudad de Buenos Aires, y en particular, la que ofrece el Barrio 31, que por su ubicación estratégica, a pocas cuadras de la casa de Gobierno, y al lado de una de las estaciones de trenes más importantes de la Ciudad, es una de las zonas por donde donde millones de vecinos transitan cada día.

Con 42 hectáreas de superficie, en el Barrio hay aproximadamente 96 comercios gastronómicos en donde el visitante se puede sentar a comer o puede llevar comida para hacerlo en su casa o al aire libre. La oferta gastronómica se caracteriza por ser única, allí hay 35 locales paraguayos, 22 argentinos, 21 bolivianos y 18 peruanos.

En el Barrio 31 viven 40 mil habitantes, entre los que se reflejan las distintas culturas de los países vecinos. Hoy en día en el barrio uno puede probar y conocer las diversas culturas de los países vecinos a través de su comida: de Paraguay la sopa paraguaya, el mbeyú una torta frita de almidón de mandioca con leche o agua, sal y queso, el borí borí hecho con caldo, pollo y bolitas de maíz; de Bolivia el Pique lo macho, fricase, chicharrón, Picante de pollo, caldo de kawi; y de Perú se puede probar los mejores ceviches de la Ciudad, tiradito en salsa de ají amarillo, lomo saltado, papa a la huancaína y disfrutar del suspiro limeño como postre.

“Los clientes que vienen, buscan conocer nuestra cultura y gastronomía. Preguntan si la comida tiene picante, o qué lleva. La gente que ha probado los platos que ofrezco como la sopa de maní, de trigo, el chicharrón, el fricasé o el pique a lo macho; vuelve. Los clientes me cuentan que en el Barrio se come mejor, por la cantidad, la calidad y el precio que ofrecemos.” Silvia dueña del restaurante Kirquincho ubicado frente a la Feria Latina, en el barrio Güemes.

El Barrio 31 tiene una oferta gastronómica que la hace única entre los barrios de la Ciudad de Buenos Aires gracias a la variedad de nacionalidades de sus vecinos.