TurismoVinos y Espumantes

Un paraiso llamado Rosell Boher

Como parte de los proyectos de crecimiento de Rosell Boher, a la elaboración de vinos y espumosos de alta gama, se suma su emprendimiento hotelero boutique que ya trae consigo, historia y premios.

Rosell Boher Lodge se encuentra en Alto Agrelo, una de las mejores zonas productivas de Mendoza, y rodeado de unas 40 hectáreas de viñedos propios. Cuenta hoy con un Guest-house de 3 habitaciones, 3 Casas de Viñas con su propio hogar, jacuzzi y fogón individual en cada terraza; y 8 más en construcción.

En la presentación a la prensa de Mendoza la estrella fue la recientemente inaugurada Cava subterránea de 2101 m2 y con capacidad para más de 25.000 botellas. El emprendimientos único de estas características, propone a huéspedes y público en general, disfrutar de una experiencia plena del mundo del vino, con degustaciones y distintas actividades.

En el nuevo espacio los visitantes encontrarán más que un wine bar, una propuesta no sólo de productos de la bodega o de la zona, sino un recorrido por los mejores exponentes de cada terruño productor de vinos de nuestro país, permitiendo a los visitantes, realizar un viaje sensorial por toda la Argentina; incluso en horarios en que la mayoría de las bodegas ya están cerradas. Sobre la Cava misma, en su terraza, pueden desarrollarse eventos tanto sociales como empresariales de hasta 500 personas.

El personal, altamente capacitado, asesora y facilita la experiencia, quitándole formalidad y rigidez al verdadero placer del vino. Además, aconsejan sobre los mejores maridajes, proponen opciones de tapeo con quesos y embutidos artesanales y recomiendan cómo continuar la velada, a pasos de la Cava, en el restaurante del Lodge.

Pablo Torres García titular de Rosell Boher en el diálogo con Sabores de Argentina ratificó la decisión de seguir apostando al desarrollo vitivinicola y turístico del proyecto y se explayo en extenso sobre su idea de cómo encarar los desafíos por venir (ver entrevista)

Para todos los mendocinos que se acerquen a conocer y disfrutar de las distintas alternativas, habrá una propuesta única: quienes se alojen en el Lodge tendrán una cena con maridaje incluida; y quienes se acerquen por un almuerzo o cena, tendrán una degustación de tres varietales de la línea Casa Boher para acompañarla.

Alejandra Gil Posleman, al frente del proyecto hotelero, aseguró que el emprendimiento de una belleza difícil de igualar puede “ofrecer una alternativa de estas características, totalmente diferente en este pequeño gran mundo del vino y esto nos llena de orgullo y expectativas. Queremos ser una opción tanto para turistas argentinos y extranjeros, como para los mendocinos que aquí podrán encontrar un producto que sin dudas los sorprenderá”.

El año pasado Rosell Boher Lodge, obtuvo el premio Best of de las Great Wine Capitals al Mejor Alojamiento de vinos y en 2018, el de Mejor Desarrollo Arquitectónico representando a la Argentina.