Turismo

Olivícola Laur y Acetaia Millán reabren al turismo con propuestas renovadas

Mendoza es uno de los destinos turísticos más buscados esta temporada después de tantos meses de aislamiento, y no sólo por sus bodegas y vinos, montaña y circuitos de actividades deportivas, sino también por los caminos del oliva.

Así, desde el 10 de diciembre Olivícola Laur -cuarta mejor del mundo- y Acetaia Millán -la única de Argentina certificada por el Consorcio del Aceto Balsámico de Módena-, reabren sus puertas a los visitantes, tanto locales como del resto del país y eventualmente extranjeros, con propuestas renovadas y en cumplimiento de todos los protocolos de seguridad requeridos.

Los programas turísticos incluyen las visitas Degustación, que consta de la visita guiada por la olivicola y acetaia realizada por guías bilingües especializados, degustación de pastas, aceitunas y todos los aceites y acetos y visita al Gift shop (duración: 45 minutos); y Cata, que suma también una cata profesional de aceite y aceto con nuestros enólogos especializados llevada a cabo en los campos de olivares centenarios, degustación de delicatessen y el vino Malbec Laur (duración: 1 hora).

Además, pensando en las familias, los menores de 12 años no pagan.

Ubicada en Videla Aranda 2850 (Cruz de Piedra, Maipú), Olivícola Laur y Acetaia Millán están disponibles para visitas de lunes a sábados (incluidos feriados), de 10.30 a 17.30 hs, mediante reserva previa. Reservas: +54 9 2612057054 o [email protected]

Olivícola Laur y Acetaia Millán recibía cerca de 200 turistas por día antes de que la pandemia de covid-19 obligara a disponer el aislamiento y cierre de las actividades turísticas. La mayor parte provenían de distintas provincias argentinas, y en cantidad creciente de otros países.

“Aquí conjugamos algo único en un solo lugar: encontrarse con la olivícola que ocupa el número cuatro en el ranking de las 100 mejores del mundo (y la primera de Argentina) y que además posee olivos centenarios protegidos, y una de las tres acetaias fuera de Europa y la única en Argentina que elaboran aceto balsámico original certificadas por el Consorcio del Aceto Balsámico de Módena”, explica Gabriel Guardia, quien además de ser gerente de Olivícola Laur y Acetaia Millán, es enólogo especializado en aceite de oliva y el único maestro acetero del país.

Olivícola Laur fue fundada en 1906 y ha sido desde entonces pionera en la elaboración de aceite de oliva extra virgen. Actualmente pertenece a la familia Millán (Átomo Supermercados, Bodega Los Toneles) y produce 450 mil botellas de aceite de oliva al año incluyendo sus marcas Clásico Extra Virgen, Blend de Terroir Cruz de Piedra, Blend de Terroir Altos Limpios, Blend de Terroir Medrano, y Gran Mendoza Premium. Está posesionada como líder en la industria al ocupar el cuarto puesto en el ranking de las 100 mejores olivícolas del mundo y el primero en Argentina. La Acetaia Millán comenzó a funcionar en 2013, produce 250 mil botellas de aceto al año y tendrá su primera producción de aceto balsámico original en 2029.