Vinos y Espumantes

Balance de cosecha de Bianchi preanuncia vinos con máxima expresión de terroir

Para Bodegas Bianchi la cosecha 2021 no fue una más. Pese a las complicaciones de una vendimia atravesada totalmente por la pandemia consideran que el resultado fue excelente con vinos tintos que lograron alta calidad, color, fruta y estructura y  blancos con buena acidez y excelente potencial aromático.

 Los especialistas de la bodega anticiparon una muy buena calidad de granos en San Rafael y en Valle de Uco, donde Bianchi posee dos bodegas y fincas propias. La histórica bodega de Las Paredes y la nueva Bodega Enzo Bianchi, ubicada en Los Chacayes.

Esta cosecha 2021 nos planteó un nuevo desafío en nuestros dos terroirs. Pero el trabajo en equipo nos hizo llevar adelante esta cosecha que pasará nuevamente a la historia. Y no sólo por los desafíos de la pandemia sino porque la Naturaleza nos puso a prueba,  soportando granizo, frío, lluvia y también escases de riego, agudizando nuestros sentidos para entender y analizar la evolución del clima, el estado sanitario y la madurez de las uvas, tomando decisiones a diario. ”-explica Silvio Alberto Chief Winemaker de Bodegas Bianchi y agrega: “Más que nunca hemos podido ver esa conexión tan íntima que existe entre la Naturaleza, el viñedo, el clima, las personas, la zona, la cosecha y la bodega. En definitiva, esta añada define como ninguna otra el concepto de “terroir”.

 Sobre el trabajo agronómico los expertos explicaron que fue clave evaluar el ritmo de crecimiento del brote para poder estar atentos y lograr canopias completas con un muy buen desarrollo. Además, anticipándose a un verano caliente y seco, adelantaron todas las estrategias de deshojes, para así preparar los racimos para situaciones más extremas de exposición al sol, evitando que las bayas se quemaran y la pérdida de aromas.

Sobre los vinos de San Rafael el equipo enológico aseguró que las uvas blancas destinadas a los espumantes (Chardonnay y Pinot Noir) lograron una excelente sanidad con una madurez lenta. De esta manera los vinos bases presentan muy buena acidez, con un alcohol equilibrado y gran caudal de fruta. Por otra parte, las uvas para producir vinos blancos tranquilos, más allá de la merma en kilos, presentaron un balance perfecto entre acidez, fruta, pH y concentración.

“Me atrevería a decir que hace muchas cosechas que no tenemos esta conjunción de factores, que todos unidos han logrado vinos blancos varietales muy frescos, ricos, florales y frutales de muy buena acidez y refrescante”.- anticipa Silvio Alberto.

 En el caso del Chardonnay de alta gama desde la bodega esperan que desarrolle gran complejidad, pero con notas frescas, frutales y florales.

Silvio Alberto agrega que “en el caso de los vinos tintos, en San Rafael puedo decir que se logró el sueño que tenemos todos los enólogos de las zonas desérticas: tener una maduración polifenólica que vaya evolucionando en la misma proporción de la concentración de azúcar.”

La cosecha 2021 a diferencia de la anterior duró 20 o 30 días más, con una muy buena maduración tanto de los aromas como de taninos y color, pero con un equilibrio ácido perfecto, pH bajos para la zona, muy bien balanceados con la concentración de azúcar, logrando de este modo -para los vinos de media gama- bajo alcohol y una nota ácida importante.

Algo muy característico de esta cosecha 2021 parece ser la vivacidad del color, taninos muy suaves y elegantes, fruta muy bien balanceada con el menor contenido alcohólico. En los vinos de guarda, siguen destacándose el Malbec y el Cabernet Sauvignon con su gran tipicidad y expresión varietal, centro de boca amable y concentrado que seguramente marcará la característica de esta añada.

Silvio Alberto, Jefe de enología de Bodegas BianchiEn Los Chacayes  la cosecha presentó sus particularidades. En el caso del Viognier se logró una muy buena maduración de la uva. El vino resultante se destaca por su frescura, con su acidez marcada y presente, y con un alcohol bajo en comparación con las añadas anteriores que hacen que las notas de flores blancas, durazno, damasco sean más concentradas.

 En la finca de Los Chacayes, la mayor proporción de varietales son tintos. Allí la bodega cuenta con plantaciones de Merlot, Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Petit Verdot y Tannat. En el caso de estas variedades, el momento justo de la cosecha se determina por degustación, tratando de lograr mayor concentración y buena madurez polifenólica, por lo tanto, el contenido alcohólico allí en comparación con los vinos de San Rafael y con los blancos es algo superior.

“Destaco los tintos de esta cosecha porque lograron una maduración soñada, con una expresión aromática de fruta fresca. Son vinos expresivos, con una muy buena estructura en boca.”-adelanta el experto.

Al contrario de otros años, en Los Chacayes las variedades Petit Verdot y Tannat iniciaron la cosecha y durante el proceso de elaboración están demostrando una evolución muy buena. El Tannat presenta un gran balance ácido, con taninos amables, de muy buena concentración y aromas expresivos.  Lo mismo el Petit Verdot y el Merlot, que demuestran gran intensidad de color, con notas especiadas y muy buen volumen de boca.

Sin embargo, la variedad estrella de la cosecha es el Malbec, los cuarteles entregaron una calidad superior a la esperada. Más allá de un intenso y vivaz color y buena acidez, el varietal ofrece una gran estructura tánica con una complejidad en aromas junto a frescura y elegancia sorprendentes que anticipan una gran longevidad. Las dos últimas variedades cosechadas en el Valle de Uco fueron el Cabernet Sauvignon y el Cabernet Franc.

“Ya finalizada la cosecha, pienso que no sólo el Malbec sino también el Cabernet Sauvignon serán los grandes referentes de esta añada”- anticipa Silvio Alberto. “En este último encontramos un vino con una expresión varietal sin igual, destacándose esos aromas de pimiento rojo con dejos de pimientos verdes, pimienta blanca, una complejidad y frescura típica de este año, con taninos presentes pero elegantes y una boca de gran volumen, frescos, de muy buena acidez y un final muy elegante. Será un varietal que seguramente el paso por roble potenciará sus cualidades”.

Para el Cabernet Franc, la maceración prefermentativa en frío reveló al máximo las notas especiadas, sobre todo el pimentón dulce que tiene esta variedad anticipando un vino soberbio, de muy buena estructura, fresco y balanceado.

El enólogo de Bianchi concluye que “La calidad de los vinos de esta cosecha, tanto blancos como tintos es sorprendente. En esta añada los vinos tienen una gran potencia de aromas y complejidad, son frescos, con un color sobresaliente, taninos presentes, de gran calidad, volumen de boca delicioso y una elegancia única. Es una cosecha para recordar”.