Uncategorized

Los 20 años de Bressia Casa de Vinos llegan con un blanco de colección

Bressia Casa de Vinos fue un sueño hecho realidad, es la iluminación que tuve en 2001”, dice Walter Bressia. Sus vinos son  sinónimo de familia, transparencia, honestidad, seriedad, valor de la palabra, ejemplo, trabajo, principios y calidad.

“Viajar me dió la posibilidad de ver que el modelo de bodega familiar era un éxito en el mundo”, sostiene el pionero de los grandes blends de Argentina y visionario en el concepto de bodegas familiares.

“Soy un convencido de que, los vinos de alta gama son productos de proyectos  pequeños y con precios diferenciados”, comenta el prestigioso enólogo y bodeguero, Walter Bressia. “Así como, el Terroir es el futuro del vino, es la diferenciación, la originalidad y lo que define al vino de un lugar u otro”, agrega.

Sus comentarios se dan en el marco de la celebración de los 20 años Bressia Casa de Vinos y el anuncio del lanzamiento de Walter Bressia Grand Blanc 2019, un vino con refinamiento, elegancia, inspirado en la región de Chablis pero con un carácter argentino, de la región y con la propia impronta de Walter Bressia.

“Es un sueño a partir de sueños”, dice Bressia. “Me gusta transgredir y desafiar obstáculos por eso es el primer vino en llevar mi nombre”, agrega.  Según él, “un vino blanco es más difícil de impactar que un vino tinto”Inspira a momentos de profundidad”.  “Estamos muy orgulloso de su nombre, su producto y estilo”, dice.

“Me enamoré de los vinos blancos europeos y franceses, son únicos, memorables, tienen charm, encanto, glamour y me parecía un sueño poder alcanzarlos. Hoy ese sueño es una realidad, por mi experiencia acumulada, por el tiempo, la fermentación, el cuidado en barrica, su cosecha.. “, sostiene. “Hay un consumidor que exige y mucho, como así también, una tendencia del mercado conocedor hacia los blancos de alta calidad”

“Como familia, vivimos permanentemente soñando y creando. El sueño de imaginar un vino blanco complejo, elegante, armónico, muy equilibrado, y a la vez potente y con gran capacidad de guarda, significó un enorme desafío”, explica Bressia.

Entre sus balances, Walter Bressia destaca: “Hoy, a dos décadas desde los inicios estamos más maduros, más consolidados y cada miembro de la familia más seguro en la posición del área que ocupa en la bodega, realizados como profesionales aplicados al proyecto y al desarrollo de la marca”, dice orgulloso Walter Bressia.

“Tengo la satisfacción de haber realizado mi sueño, una bodega involucrando a toda mi familia y que a la vez, que ellos se involucren, se entusiasmen con cada nuevo y permanentes desafíos”, sostiene Walter Bressia.

Hacia el futuro, Walter prepara un nuevo emprendimiento vitivinícola de grandes vinos de altura en La Quebrada de Humahuaca, desarrollando con su conocimiento todo el potencial del terroir de esa zona jujeña. Su primera elaboración esta planeada para el próximo año a partir de uvas de productores de la zona, mientras crecen los viñedos propios recientemente plantados.

“Mi primera visita a la zona fue en 2009. Vi energía, calma, paz, gente, entorno, la música que se escucha en la atmósfera”, describe Bressia. “Entender el sonido del viento en la Quebrada de Humahuaca ha sido un impacto”.

Te invitamos a escuchar la charla con Walter Bressia en Sabores de Argentina para conocer más de la historia, del nuevo vino y el futuro del emprendimiento

 

baner lagus