Gastronomía

Rogelio, el restó de comida española que se llena de música

Javier Figueroa es de esos personajes inclasificables de nuestra querida Mendoza. Si decimos que es un muy buen abogado y profesor universitario estamos en lo correcto. Si decimos que es una gran interprete de la música cuyana y folclórica de nuestro país con varios discos editados también es cierto. Pero si decimos que es un excelente cocinero (sobre todo de platos con raíz española) y que sus emprendimientos gastronómicos siempre terminan siendo de culto y punto de encuentro de amigos, no solo acertamos, sino que se nos hace agua la boca.

Por estos días Javier une dos de sus pasiones la cocina y la música en Rogelio, un restó pequeño pero exquisito (en una construcción pensada para eso) que homenajea a su padre y en a su familia amante de los amigos y de servirlos como Dios manda.

Después de aquel Matador en la sede del Circulo Policial, donde la familia Figueroa recibía a todo el mundo con inmejorables platos y el escenario siempre estaba listo con los micrófonos prendidos para que Javier, Paito (su hermano y notable músico y arreglador de Los Nocheros, Jorge Rojas y con varias Vendimias encima) y todos los amigos llenaran de música la cocina.

Javier ahora en Rogelio recupera parte de ese espíritu con platos que tranquilamente podrían competir con la alta cocina española, una cava de vinos cuidadosamente seleccionada que seria la envidia de cualquier cinco estrellas y los equipos siempre listos para apretar el on y que la música comience.

Así simple, así de complicado y así de familiar y reconfortante. Siguiendo la tradición en Rogelio todo bajo el comando de Javier, Marcela y Figueroa junior que ya desarrolla la misma pasión que su familia paterna por la cocina y el servicio.

Te invitamos a escuchar la charla con Javier Figueroa en Radio Andina donde, como debe ser, la cocina, la guitarra y la música estuvieron presentes.

 

baner lagus