Turismo

Vacacionar en la selva: vida silvestre, cultura guaraní y más tesoros de Iryapú

http://www.flow.com.ar/

En la Selva Iryapú habitan cuatro comunidades guaraníes. En las 600 hectáreas de la reserva conviven con árboles centenarios y un proyecto hotelero. El conjunto integra el Parque Nacional Iguazú, de la provincia de Misiones. La propuesta de alojamiento se desarrolla en armonía con el entorno, en tanto los residentes originarios subsisten a partir de la artesanía. Es posible adquirir cestos de juncos e instrumentos musicales como el mimby-heta, que lo utilizan sólo las mujeres del pueblo.

En materia de alfarería priman las creaciones de barro ñaú. En la zona se proponen cabalgatas que permiten atravesar una laguna en la que abunda este material, que es de suma importancia para la actividad artística y comercial. La excursión es parte de la experiencia “Guatambú”, que lleva a adentrarse en la selva a través de un calmo sendero. En paralelo se ofrece la travesía “Cachí”, que posibilita entrar en mayor contacto con las comunidades.

Esta aventura debe su nombre a un helecho de grandes hojas que crece en los pantanos de la región. En la Reserva proliferan tacuaras, con las que se fabrican instrumentos, y mbeuyás, a las que se les atribuyen propiedades antibióticas. También se aprecian las flores aromáticas de la cañafístola, las amarillas del palo rosa y las violáceas del ambay. Los frutos de este último se hallan entre los preferidos de las aves, que dispersan las semillas al tomarlos.

Entre los pájaros que surcan los cielos de Iryapú se observan tucanes, caciques, traslúcidas, jacanas y aguiluchos. Las caminatas guiadas llevan a entrar en contacto con coatíes que suelen acercarse en búsqueda de alimentos. Estas experiencias de aire puro se multiplican en alternativas de ecoturismo, con oportunidades de senderismo, trekking, bicicleteadas y navegación. Además, es posible sumarse a distintas celebraciones de la cultura guaraní.

En cuanto a alojamiento, el área posee 15 hoteles de mediana y alta categoría. En todos los casos cuenta con baño privado, aire acondicionado, piscina, spa y opciones de gastronomía.

Experiencia extendida

Como valor agregado se debe considerar la proximidad con las Cataratas, que se sitúan a 15 km. La Selva también linda con el centro de la ciudad, donde se ubican un circuito de restaurantes y el Duty Free Shop Puerto Iguazú. Este mall, que se encuentra a sólo 3 km, permite experimentar una transición amena entre naturaleza y paseo de compras. Su diseño propone un juego de complicidades a sus visitantes, quienes allí descubren réplicas de rincones de las grandes ciudades del mundo.

En cuanto a productos, la tienda libre de impuestos posibilita acceder a categorías como perfumería, electrónica, indumentaria y comestibles de primeras marcas internacionales. A su vez, el área de negocios posee restaurante, bar y otros espacios de recreación.

Un poco más lejos, apenas 4 km del cuerpo selvático, destaca un circuito gastronómico con paradas tradicionales como “La Misión” y “De la Fonte Restaurante”. Este último es un proyecto de cocina fusión entre la modernidad y las costumbres culinarias italianas y francesas.

Unos 200 m al norte se ubica “Terrazas Restaurante”, que brinda picadas, empanadas y su clásica limonada. Por otro lado, “Excelso Coffee” goza de renombre por sus deliciosos budines y alfajores, así como por el sabor de sus cafés expreso, helado y latte.

En la zona además se ubica el Hito de las Tres Fronteras, que es el punto donde se unen Argentina, Paraguay y Brasil. En este lugar se puede disfrutar de una presentación de tecnología “mapping” que proyecta una secuencia de bailes tradicionales de la región.

Por último, a 2 km de Iryapú se sitúa Güirá Oga. Es un proyecto que contribuye al rescate de la vida silvestre. Durante la visita se observan monos, coatíes, loros y guacamayos. También se puede participar de capacitaciones con foco en la flora y fauna misioneras.