Vinos y Espumantes

La vinoteca «Le Bouchon» celebra su primer aniversario con :“la cata del siglo de grandes vinos de Bordeaux”,

Para los amantes del vino, Le Bouchon se transformó hoy en el espacio número uno en Buenos Aires. A un año de su inauguración, la vinoteca y wine bar ubicado en Recoleta (CABA) sigue sorprendiendo a expertos y curiosos con la colección más espectacular de etiquetas de alta gama de Argentina y del mundo, ofreciendo la posibilidad de llevártelas a tu casa o degustarlas por copa, en un ambiente de alto vuelo y acompañadas de exquisitas raciones.

Una colección de joyas al alcance de la mano

Le Bouchon cuenta con todas las etiquetas claves e imperdibles, y con los vinos más demandados de Argentina. Allí es posible comprar los mejores exponentes de grandes bodegas locales como Domaine Nico, Catena Zapata, Zuccardi, Viña Cobos, Chacra, Noemia, Trapiche, Monteviejo y Altar Uco, entre otras.

Entre los importados, destacan los provenientes de Borgoña, Burdeos, el Valle del Ródano y Champagne. También hay ejemplares premium elaborados en España, Italia, Portugal, Estados Unidos y Alemania, y colecciones verticales imperdibles: Vega Sicilia 1941/2013, Petrus 1996/2020, Colección Duclot Burdeos 2014/2017/2019/2020, Cristal 2008/2014, Sassicaia 2006/2019, Solaia 2011/2019, Opus One 2010/2019 y Realm Cellars Kalon 2014/18.

Otra de las características que distingue a Le Bouchon son sus degustaciones por copas o regiones, las catas verticales inéditas en el país, cuidadosamente seleccionadas por experimentados sommeliers. Estos encuentros son ocasiones muy celebradas por coleccionistas y expertos locales y turistas internacionales, pero también resultan ideales para curiosos que quieran evaluar matices y descubrir nuevas sensaciones, sabores y aromas degustando algunos de los mejores vinos del mundo, muchos de ellos inaccesibles de otro modo.

Como festejo de este primer aniversario, durante el mes de noviembre Le Bouchon estará presentando una experiencia que ya están dando qué hablar entre los wine lovers locales: una recorrida por los Grands Crus de Bordeaux, diseñada al detalle por Fernando Izquierdo, propietario de Le Bouchon, y Dafne Pradelli, head sommelier.

“Es un orgullo poder acercar a la comunidad cada vez más numerosa de amantes del vino una propuesta como la que hemos ideado con mi padre. La idea surgió regresando de un viaje a Japón que hicimos juntos, cuando en una escala en Londres fuimos a conocer Hedonism en Mayfair. Allí comenzamos a soñar con la posibilidad de replicarlo en Buenos Aires, sabiendo que en la Argentina no existía un lugar así. Nos embarcamos entonces en el proyecto con algunos vinos de nuestra colección personal y compramos el local que en ese momento estaba en ruinas. Aprovechamos el sótano para ubicar la cava y comenzamos este desafío inaudito en Argentina: crear un espacio único para comprar o beber por copa los grandes vinos del mundo. A un año de aquella apuesta estamos orgullosos de haber superado incluso las expectativas de nuestros clientes, y seguimos planteándonos nuevos desafíos, con un hermoso panorama por delante”, expuso Fernando Izquierdo, propietario de Le Bouchon.

Le Bouchon es única en su tipo en Latinoamérica. En su increíble cava resguarda los mejores vinos de nuestro país -de Buenos Aires, Mendoza, Salta, Catamarca, Jujuy, Córdoba, San Juan, Chubut y Río Negro- y también grandes ejemplares de Francia, España, Chile, Italia, Estados Unidos, Portugal, Uruguay y Nueva Zelanda, en donde se incluyen varias cosechas excepcionales con 100 puntos colecciones verticales de bodegas de renombre mundial como Vega Sicilia, Sassicaia, Opus One, Catena Zapata, Viña Cobos, Chacra, Monteviejo, Noemia y Zuccardi.

Cada una de estas etiquetas puede adquirirse por botella o degustarse copa en mano. Esta última opción hace posible que quienes se acerquen al local ubicado en Pacheco de Melo y Azcuénaga, en el barrio de Recoleta (CABA), prueben tres y hasta cuatro vinos de altísima gama por mucho menos de lo que cuesta una botella. Una vez servida la copa, gracias a la tecnología del Coravin -sistema que permite pinchar los corchos para extraer el vino sin abrir la botella-, el resto del contenido permanece intacto, sin entrar en contacto con el oxígeno y resguardando todas sus características organolépticas.

En Le Bouchon todo está pensado para el máximo disfrute. En la planta baja funciona el wine bar y la vinoteca. Un mesón central de dekton y la barra se encuentran rodeados por la cava de vinos nacionales, organizados por regiones y variedades, que pueden adquirirse por botella o consumirse en el lugar. En el subsuelo, en tanto, se ubica la sorprendente cava plagada de joyas importadas y un espacio que cuenta con un living para 4 personas más una mesa central de madera maciza de petiribí para 14 personas, todo acondicionado para llevar a cabo las habituales degustaciones, presentaciones y eventos privados.

Toda la cristalería es Riedel, la marca austríaca más codiciada por los expertos. De cristal ligero y ultrafino, elevan la experiencia a otro nivel tanto desde el punto de vista técnico como sensorial.

Como plus, para cada cepa se utiliza una copa de diseño específico, pensado para resaltar los atributos del vino, un sello de Le Bouchon que da cuenta de la puntillosidad del servicio y el foco en el detalle.

https://www.instagram.com/la_embajada_carnes/